El ahorro de tiempo y la simplificación del manejo son las ventajas más importantes al realizar una automatización del riego. Al equipar el sistema con un programador de riego (o una electroválvula) junto con una unidad de control con sensores de la humedad del suelo o de sustratos, se podrá garantizar que la unidad de riego estará siempre provista de agua de forma óptima y se evitarán aplicaciones innecesarias de agua y sus correspondientes costes.

Dependiendo de si se dispone de corriente eléctrica en el emplazamiento y dependiendo de la unidad de control utilizada, el uso de un programador de riego será opcional u obligatorio. En el caso de realizar una automatización del riego de manera profesional, con la cual se controla la humedad del suelo o de sustratos, se deberá trabajar conjuntamente tanto con unidades de control - con sensores de humedad -como con electroválvulas y eventualmente, también con un programador de riego.

A - Funcionamiento con un programador de riego

El programador de riego será programado para intervalos de tiempo, por ejemplo para abrir la entrada de agua 4 veces al día durante 15 minutos cada vez. Si está conectada a una unidad de control con sensores para la humedad del suelo, el programador de riego comprobará automáticamente el estado de humedad del suelo antes de poner en marcha una aplicación de riego y de abrir la electroválvula. Si el suelo todavía está suficientemente húmedo, la aplicación de agua programada en la computadora de riego no tendrá lugar. El sistema esperarará hasta la siguiente aplicación de agua que se haya programado, antes de la cual repetirá este procedimiento. Las unidades de control adecuadas para esta práctica están señaladas con una A a continuación.

B - Manejo directo con unidades de control (sólo 24V AC)

Un tensiómetro interruptor mide constantemente la disponibilidad de agua de las plantas y está conectado por cable con una electroválvula. En un potencial hídrico determinado se cerrará el contacto eléctrico, por lo cual se proveerá la electroválvula con electricidad y ésta se abrirá. Tan pronto como el potencial de succión vuelva a estar por debajo del punto de control, el tensiómetro interruptor abrirá automáticamente el contacto y cerrará con ello la entrada de agua. La principal ventaja de este procedimiento es el fácil manejo de la cantidad de agua dada en cada aplicación. Las unidades de control adecuadas para esta práctica están señaladas con una B a continuación.